//Etiquetas aquí

Salidas profesionales 

Cuando acabes tu ciclo en informática, serás totalmente capaz de asegurar el correcto funcionamiento de las redes, aplicando convenientemente todo tipo de protocolos. En ese caso, estarás habilitado para realizar estas tareas en compañías del sector servicios cuyos objetivos sean el montaje, la reparación y la comercialización de equipos.

También podrás formar parte del soporte informático de entidades que utilicen redes de datos, independientemente del tipo de compañía o su tamaño. Por supuesto, siempre podrás ofrecer también tus servicios de manera autónoma.

1. Instalador y reparador de equipos

Entre tus tareas figurarán el diagnóstico de averías de dispositivos, su arreglo y consecuente ajuste. Ejerciendo esta profesión, también estarás capacitado para reparar cables que garanticen la retransmisión por telefonía, televisión, radio y ordenador.

2. Técnico de redes de datos

Este profesional está especializado en el diseño y en la puesta en marcha de redes WAN y LAN. Y todo ello mediante la administración adecuada de dispositivos, como pueden ser los conmutadores o routers.

3. Técnico informático de servicios de soporte

Un técnico de este estilo suele trabajar codo con codo con ingenieros informáticos. Se encarga, entre otras cosas, de producir manuales informáticos y de explicar a sus clientes todo lo relacionado con el funcionamiento del software adquirido. Está enfocado, principalmente, a ese soporte técnico que tantas empresas necesitan.

4. Comercial de microinformática

¿Además de conocer este sector, eres proactivo y tienes capacidades para la convicción en lo relativo a la venta de bienes o servicios? En ese caso, también podrías dedicarte a vender soluciones de microinformática a particulares o a pymes. En este caso en particular, no se precisará de la aplicación práctica de tus conocimientos técnicos, pero sí que te serán necesarios en tu labor comercial.

5. Reparador de periféricos de sistemas microinformáticos

Monitores, teclados, altavoces, pantallas táctiles, tarjetas de red, módems, dispositivos de almacenamiento en red, discos duros externos… Todos estos son elementos asociados a los sistemas informáticos; de hecho, a menudo estos no podrían funcionar correctamente sin dichos periféricos. La labor de los profesionales informáticos en este sentido es fundamental.

6. Operador de teleasistencia

Si tu futuro laboral está en el departamento de teleasistencia, necesitarás estar dotado de habilidades para la atención, la intervención y la gestión administrativa. Entre las funciones de un operador microinformático se encuentran la recepción de llamadas de los usuarios y la emisión de llamadas de seguimiento. Asimismo, podrías ser el responsable de movilizar al personal encargado de resolver las incidencias informáticas, así como de poner en conocimiento de los supervisores cualquier reclamación.